Tal fué el último rasgo de su vida pública y en la privada comenzó desde entonces a gustar el cáliz de amargura que tarde o temprano llevamos todos a los labios en el huerto del mundo.

DOÑA MATILDE. Que como una erupción volcánica.... DON EDUARDO. Pero Matilde, si su papá de usted.... DOÑA MATILDE. Calle usted; no me distraiga ... se apoderó de mi pobre corazón, que estaba indefenso ... que no había hasta entonces amado.... DON PEDRO. Si me dejarás meter baza....

Pues ninguna cosa de las que entonces declaró es tan pesada como es esto si fuera verdad. X, p. 210: ...este declarante... jamás leyó ningun rabino,... Documentos inéditos, vol.

La invasión francesa le halló listo a la defensa de la que entonces era su patria, como la invasión norteamericana le había de hallar muchos años después entre los más distinguidos defensores de su tierra natal.

DOÑA MATILDE. Si usted hubiera tenido que viajar en posta tres o cuatro días con sus noches ... como a otros les ha sucedido ... para poder llegar a tiempo de arrancar a sus queridas del altar en que un padre injusto las iba a inmolar ... ya era otra cosa ... y aun cierto desorden en la toilette, hubiera sido entonces de rigor; pero como usted viene sólo de su casa....

BRUNO. Pero hija, si nació usted el día de los innumerables mártires de Zaragoza, que cayó en viernes en el mes pasado, y entonces hizo usted los diez y siete. DOÑA MATILDE. Bueno, diez y siete; y lo que va desde entonces acá, ¿no lo cuentas? Si sabré yo que tengo diez y ocho años. DON EDUARDO. ¡Indudablemente!

"Nothing now, dear: if I need anything later, I will tell your mother when she comes." "Mamma does not understand French very well." "No importa, Conchita; le hablare en Espanol." "Bien, entonces!" she responded, with the same exquisite smile. "Adios, senor!" ...

DON PEDRO. No te lo parece a ti ahora, que te sientas, por ejemplo, a la mesa, y si hay tortilla comes tortilla, sin informarte siquiera de a cómo va la docena de huevos; pero cuando seas ama de casa y veas volver a Toribio con la esportilla vacía, porque tu marido no dejó una blanca con que llenarla, ya verás entonces si se te cae la baba por la gracia.

DOÑA MATILDE. Se gloriarían entonces de llamarse tales, más que si me vieran habitando en palacios de cristal. DON EDUARDO. O, lo que es lo mismo, en casa de un vidriero. DOÑA MATILDE. Ya, si no crees tampoco en aquellas amistades que se engendran en la edad preciosa.... DON EDUARDO. En que no se sabe todavía lo que se quiere. DOÑA MATILDE. ¡Qué terrible estás, Eduardo!

And Concha had well learned to pray. But the sea seemed to her the one Power which God could not make to obey Him as He pleased. Saying the creed one day, she repeated very slowly the opening words, "Creo en un Dios, padre todopoderoso, Criador de cielo y de la tierra," and paused and thought. Creator of Heaven and Earth? "Madrecita Carmen," she asked, "quien entonces hizo el mar?"