Luis de Leon le respondió que en lo de confesion le parescia que decia una herejía, y que entonces este declarante le dijo que quitase allá tal libro y tal revelacion como decia; y que con esto no le dijo mas el dicho fray Luis de Leon; y que despues formó este declarante escrúpulo si estaba obligado á denunciar de aquello que le habia dicho, y que lo preguntó á dos personas de ciencia y consciencia, religiosos de su órden, y le dijeron que ;... Y este declarante determinado de denunciar, preguntó al dicho Fray Luis de Leon á solas por el dicho Arias Montano que le habia dado el dicho libro, que si era buen cristiano; que el dicho Fr.

Pues ninguna cosa de las que entonces declaró es tan pesada como es esto si fuera verdad. X, p. 210: ...este declarante... jamás leyó ningun rabino,... Documentos inéditos, vol.

Luis de Leon en su celda, que habia venido á sus manos un libro estrañamente curioso, el cual le habia dado Arias Montano... y que en el principio del libro contaba una revelacion que habia tenido el que lo compuso, estando de noche orando, que vió en la oscuridad una luz, y que della oyó que salia una voz que dijo: Quomodò obscuratum est aurum, mutatus est color optimus! y que temiéndose este declarante no fuese algun mal libro, le habia mucha instancia que le dijese si habia en él alguna herejía, y que el dicho Fr.