Vietnam or Thailand ? Vote for the TOP Country of the Week !


DON EDUARDO. ¿Pero no conoces que te estoy embromando? ¿De otro modo pudiera yo contradecirte en materias tan evidentes? DOÑA MATILDE. Eso era lo que me confundía ... pero ahora que me acuerdo ... ¿por qué me hiciste responder a la vecina que no necesitábamos de su lavandera? DON EDUARDO. Porque como no nos había de lavar de balde....

BRUNO. ¡Cómo se quieren! Como dos tortolillos ... y el amo, a pesar de eso, y sin saber por qué, los separa y los ... vaya, no hiciera otro tanto Herodes el Ascalonita. DOÑA MATILDE. Por Dios, papá, déjese usted ablandar. DON PEDRO. No, no; nunca consentiré en semejante bodorrio. DOÑA MATILDE. ¿Pues no lo aprobaba usted antes? DON PEDRO. No sabía entonces lo que ahora.

CASERO. ¡De pagar a su casero, eh? DOÑA MATILDE. No digo eso, sino que aunque somos pobres somos personas de honor, y que.... CASERO. , , personas de honor sin dinero ... eso es lo que yo me temía ... y ésos son los peores inquilinos.

It is only the most ignorant and superstitious who are found to believe in this fable; indeed, it has now become proverbial with a Spaniard, when told of any thing that seems impossible, to say, Eso y la cara de Dios estan en Jaen,—That and the face of God are in Jaen.” The bodies of saints exposed to public veneration in many churches are almost innumerable.

DON PEDRO. ¿Qué entiendes de eso? ... dila que venga. DON PEDRO. Pues, y como le iba a usted diciendo, Sr. D. Eduardo, yo soy demasiado buen padre para pretender ... luego, ya voy a viejo, estoy viudo, no tengo más que esta hija ... a la que quiero como a las niñas de mis ojos ... no soy además amigo de lloros ni tristezas dentro de casa, y en suma....

I went up to the woman and said, 'What is the cause of this? I hope the ruffian has not seriously injured you. She turned her countenance upon me with the glance of a demon, and at last with a sneer of contempt exclaimed, 'Carals, que es eso?

DON EDUARDO. No me parece que es eso.... DOÑA MATILDE. Entonces echaré primero el agua.... DON EDUARDO. Tampoco. DOÑA MATILDE. Pues no hay más que echar las dos cosas a un tiempo. DON EDUARDO. Dices bien ... y una onza entera, otra partida ... así no podemos errarla de mucho ... pon más agua. DOÑA MATILDE. ¡Si le he puesto cerca de un cuartillo!

VECINA. , señora, y de bueno ... a eso venía, a enseñar a la vecinita un corte de vestido de punto de Flandes ... como es recién casada ... y como nada cuesta el ver ... pero, con permiso de su señoría, cerraré la puerta ... no sea que la encajera lo olfatee y vaya con el chisme ... porque la tal encajera es capaz de todo ... y si yo fuera a contar....

DOÑA MATILDE. ¡Oh! lo que es por eso ... en estando a tu lado ... y la ventaja de no tener criados que nos murmuren, ni sibaritas que nos importunen con sus visitas.... DON EDUARDO. ¿Qué habíamos de tener? DOÑA MATILDE. Disfrutando en cambio de independencia y de tranquilidad. DON EDUARDO. Por supuesto.

"Sons eso to your story." "Sons eso, tse-na," said the Road-Runner, and began. "First," he said, "to Hawikuh, a city of the Zunis, came Estevan, the black man who had been with Cabeza de Vaca, with a rattle in his hand and very black behavior. Him the Indians killed, and the priest who was with him they frightened away.

Word Of The Day

winisfarne's

Others Looking