Vietnam or Thailand ? Vote for the TOP Country of the Week !


Hace un mes que está sucediendo esto. Por lo mismo, apostaría cualquier hacienda á que el conde está en Madrid y en su casa á estas horas. Pues eso es peor, mucho peor. Guardaráme más profundo la condesa. Ya encontraremos hurón que llegue hasta lo último de la madriguera. Paréceme que me engañas, Juara.

Lo creo, lo creo, don Melchor. A quince millas veo virar una lancha bonitera. Lo creo, lo creo. Y si me apuran un poco profirió en voz más alta aún, les cuento las portas a las fragatas que cruzan para el Ferrol. Arríe, arríe un poco, don Melchor dijo una voz. Hubo en la obscuridad carcajadas reprimidas, porque el señor de las Cuevas inspiraba respeto profundo a toda la marinería.

Los ocho asientos del mullido coche se completaban con un Inglés y una pareja francesa. El Inglés, especie de tonel de dimensiones colosales, roncaba y silbaba como la locomotiva, entregado al mas profundo sueño. Parecia que el movimiento del tren, lejos de incomodarle para dormir, le diese con su andar rápido y vibrante una especie de dulce vaiven.

De estos hombres, algunos lloraban sentados; otros permanecían de pie, pálidos; inmóviles, con el sello terrible que deja un dolor profundo sobre un organismo fuerte y varonil; otros, fingiendo tranquilidad, trataban de ocultar con una sonrisa violenta al llanto que asomaba á sus ojos.

Cuéntase, que, en el momento de bajarlo del catafalco para depositarlo en la bóveda, se oyó en torno un profundo suspiro, como si España entera se despidiese para siempre de su gran poeta. Las ceremonias religiosas no concluyeron con ésta.

Conténtate, Anselmo, y no quieras hacer más pruebas de las hechas; y, pues a pie enjuto has pasado el mar de las dificultades y sospechas que de las mujeres suelen y pueden tenerse, no quieras entrar de nuevo en el profundo piélago de nuevos inconvenientes, ni quieras hacer experiencia con otro piloto de la bondad y fortaleza del navío que el cielo te dio en suerte para que en él pasases la mar deste mundo, sino haz cuenta que estás ya en seguro puerto, y aférrate con las áncoras de la buena consideración, y déjate estar hasta que te vengan a pedir la deuda que no hay hidalguía humana que de pagarla se escuse.

Al verle, dejó el libro, se puso ceremoniosamente de pie, y miró al rey con severidad. Veo que aún estás enojada, Margarita dijo el rey. En efecto, señor contestó la reina ; tengo un profundo disgusto. ¡Por tu queridísima doña Clara! Me he propuesto no volver á hablar más á vuestra majestad de este asunto.

Este hombre debe de ser uno de aquellos grandes artistas de quienes me hablaba el hermano Bartolomé allá en Belmonte. Una expresión de profundo contento animó el cetrino rostro del artista al oir aquellos espontáneos elogios.

Hoy esa tierra ingrata los sacrosantos vínculos desata, y con los ojos en el lucro fijos logra que torpes hijos hagan pedazos tu amoroso seno. ¡Oh, si Colón resucitar pudiera, de su obra quizá se arrepintiera, y con dolor profundo aquel soñado y misterioso mundo en los abismos de la mar hundiera. ................................... Al dolor inclemente no te abatas ¡oh Patria! alza la frente.

Llegué a la mañana siguiente, me acerqué a la casa, entré en el jardín, puse el pie en el primer escalón de la puerta y allí me detuve, porque mis pensamientos absorbían todo mi ser y necesitaba estar inmóvil para meditar mejor. Creo que permanecí en aquella actitud más de media hora. Silencio profundo reinaba en la casa.

Palabra del Dia

pajitas

Otros Mirando