Vietnam or Thailand ? Vote for the TOP Country of the Week !


Que la mujer no debe atender más que las ocupaciones del hogar, que no debe vivir más que para su esposo e hijos; que tiene bastante trabajo para todo el día con dirigir al cocinero, limpiar la casa y remendar los vestidos; es la fórmula que sostienen los partidarios del antiguo régimen.

Pues bien, si admitís la instrucción y educación de la mujer, en todos los terrenos de la ciencia, debéis admitir la intervención de la mujer no sólo en la vida doméstica sino también en la vida social o pública.

Pensar de otro modo sería egoísmo y aberración, y dejaría a la sociedad abandonada a muchos sufrimientos que solo la mano bendita de la mujer puede curar o acallar al menos.

En Moliere y en Moratín no se encuentra un solo plan de esta especie: el poeta cómico no debe hacer hipótesis; debe sorprender y retratar a la naturaleza tal cual es; esta comedia hubiera requerido una mujer realmente enamorada, y que realmente hubiera hecho una locura, como en el Viejo y la Niña sucede; verdad es que entonces no hubiera podido ser dichoso el desenlace, y acaso habrá huido de esto el señor Gorostiza; éste era defecto del asunto, así como lo es también la aglomeración en horas de tantas cosas distintas, importantes, y regularmente más apartadas entre en el discurso de la vida.

Una democracia verdadera no puede existir mitad libre y mitad esclava, mitad con representación y mitad sin representación en las funciones públicas. El pueblo no es solamente hombre sino también mujer, y, en igualdad de condiciones, la mujer debe tener los mismos derechos políticos que el hombre.

No creo que ningún hombre tenga derecho a insultar a una mujer por el hecho de ser su oponente, cuando no lo tiene tratándose de un hombre. Y en el caso de que las pasiones políticas dieran lugar a semejante insulto, ¿no tendría la mujer el mismo derecho para contestar o echar otro insulto?

Recordad que se ha dicho siempre que el Cristianismo elevó la condición de la mujer y la dió más derechos; y sin embargo los pueblos cristianos son los que rodean a la mujer de mayores consideraciones y respetos.

El sufragio femenino es una reforma exigida por las condiciones sociales de nuestro tiempo, por la elevación de la cultura de la mujer y las aspiraciones de todas las clases o grupos de la sociedad a organizarse para trabajar por los intereses que tienen de común.

La mujer instruída no se ha transformado en la marisabidilla, la fatua criatura forjada por la imaginación de algunos, ni siquiera ha perdido ninguno de sus encantos femeninos porque razone y discuta con el hombre sobre toda clase de materias; antes bien, a causa de ello, parece que encontramos en ella mayor gracia y encanto, porque nos comprende mejor y sabe hacerse comprender mejor.

"La mujer es una diabola, pero me gusto mucho," said Santos to me, and sighed deeply. "The woman is a devil, but I like her very much." The unfortunate Malay got upon his horse and, his soul deep in the swamp of jealousy, departed to resume his copra-making. Court adjourned.