Vietnam or Thailand ? Vote for the TOP Country of the Week !


No hay que ser tan escrupulosas dijo doña Manuela . Todos nos conocen, y porque un día nos vean salir a pie no van a imaginarse que nos falta el carruaje. Vamos, niñas, ¡a paseo! Y salieron de casa con el propósito de ir a cualquier parte menos a la Alameda. Pero el paseo las atraía; no sabían adonde ir, y al fin, insensiblemente, sin ponerse de acuerdo, encamináronse allá.

Esto en cuanto á la España moral: ahora vamos á visitar, aunque ligeramente, la España que los extranjeros han descrito, la España de difíciles comunicaciones y de atraso material.

Hijo, ¿cómo por aquí? Quiero hablar con Vd. ¿Tiene Vd. que esperar en la botica? Un ratito. Pues vamos primero por las drogas; luego aguardaremos juntos, y le diré a usted lo que deseo. Tirso hablaba con acento severo: su madre le oía con una curiosidad mezclada de temor. Pero hombre, ¿qué es ello? ¿Pasa algo malo en casa?

Puede decirse que actualmente, lejos de pagarse más, el beneficio que al indio resulta es evidente. Vamos á demostrarlo en pocas palabras.

CUESTA. , : bueno, bueno... y pecador... En fin, dejemos los errores y vamos a sus consecuencias. Yo no quiero, no, que usted viva desamparada. Usted no posee bienes de fortuna. Es dudoso que la protección de Urbano y Evarista sea constante. ¿Cómo he de consentir yo que se encuentre usted pobre y desvalida el día de mañana? No si lo entiendo... no si debo entenderlo.

Ahora, con los indios de los alrededores que me ayudan de vez en cuando, y con lo que me mandan de North Fork, Juan y yo vamos pasando.

Siempre has sido una hija buena y dócil dijo el general , y las excepciones no prueban nada. Pero vamos a otra cosa. Traigo a ustedes una noticia que no podrá menos de serles grata. La hermosa corbeta «Iberia», procedente de La Habana, acaba de llegar a Cádiz; conque mañana es probable que demos un abrazo a Rafael. ¡Qué afortunado es ese muchacho!

¡Soberbia idea! ¿Conque vamos a buscar a esa jovenzuela, mi futura esposa? ¡Qué preciosa ocurrencia! Verá ella si yo soy hombre que se deja burlar por niñerías de novicia. Nada, nada: mi esposa tiene que ser, quiera o no quiera. Pero oiga usted, ¿y si nos descubren los alguaciles y nos llevan presos?

Apartó la muchacha el botín a un lado, y fue colocando platos de peltre, cubiertos de antigua y maciza plata, un mollete enorme en el centro de la mesa y un jarro de vino proporcionado al pan; luego se dio prisa a revolver y destapar tarteras, y tomó del vasar una sopera magna. De nuevo la increpó airadamente el marqués. ¿Y los perros, vamos a ver? ¿Y los perros?

Vamos, álzate y no hagas boberías... Mira que te estás manchando los pantalones... Aunque me manchase el mismísimo cuello de la camisa, no me movería, mientras no me perdones. ¡Qué payaso eres, Ricardo! Muchas gracias. ¿Quieres alzarte, criatura? No, mientras no me perdones. Has de ser formal, Ricardo. Hablaremos de eso con espacio... ¿Me perdonas? , pesado, ; levántate.