Vietnam or Thailand ? Vote for the TOP Country of the Week !


Pues ¿cómo te atreves, ingrato, a sostener que eres pobre? Don Braulio, que iba sentado en la bigotera, al oír tan cariñosas frases en tan linda boca no pudo contener la emoción; se le saltaron las lágrimas y, tomando la mano de su mujer, la besó fervorosamente. Doña Beatriz sintió en su mano una lágrima, que cayó sobre ella al dar el beso don Braulio.

A no me engatusas con purisimitas. ¿A qué vienen esos lloriqueos? Eres como el perro de Juan Molleja, que antes que le caiga el palo ya se queja. ¿Conque monjío? Quien no te conozca que te compre, saquito de cucarachas.

Si eres el sol de nuestra Pöesía, Viva más que él tu aplauso eternizado, Y pues un vivir solo es limitado, No te estreches al término de un día. Hoy junta en el deleite la enseñanza Tu ingenio, a quien el tiempo no consuma, Pues también viene a ser aplauso suyo. Y sufra la modestia esta alabanza A quien, por parecer más hijo tuyo Quisiera ser un rasgo de tu pluma.

En ti honro la ciencia y el espiritu del hombre; tu eres la mas dulce esencia de los jugos que proporcionan el sueno. Tu contienes las fuerzas que destruyen la vida, ven a mi socorro, ya veo que se calma la agitacion de mi espiritu. Quiero arrojarme al mar: las aguas cristalinas brillan a mis pies como un espejo.

, que me lees y eres hombre mortal, ¿tocarás la campanillaPermanecí asombrado ante la página abierta: aquella interrogación «hombre mortal, ¿tocarás la campanillaaunque me parecía burlona y picaresca, me turbaba prodigiosamente.

Mejor te pusieras a estudiar». Niño del mérito, papos-castos, ¿quieres hacer el favor de tocarme las narices? No te hagas ordinario dijo Rubín con bondad . Si no lo eres, si aunque quieras parecerlo no lo puedes conseguir.

Pero no puede ser; eres más poderoso y más grande, infinita y santamente más grande y poderoso que el dinero, y tu eterna mano le marca un límite, como ha puesto una playa al mar.

Volvimos á ganar á través del enmarañado soto, el sendero trazado en el bosque y descendimos hacia el río. Antes de marcharme dijo la joven quiero mostrarle la catarata, tanto más, cuanto que á mi turno pienso proporcionarme una pequeña diversión. ¡Ven, Mervyn! ¡Ven, noble perro mío! ¡Qué bello eres, eh! Muy luego nos hallamos en el ribazo frente á los arrecifes, que bordean el lecho del río.

eres siempre bien venido, queridísimo Pedro replicóle el pintor, dándole un prolongado y vigoroso apretón de manos . Tu presencia me hacía falta y también tus consejos... y para reparar de seguida el tiempo perdido, voy a enseñarte un cuadrito que me está dando que hacer y diciendo esto levantó un forro de sarga que cubría el caballete . Para que no te equivoques continuó , principiaré por decirte que es el retrato de miss Nicholson; como ves, la pinto en figura de Hebe, y en el viejo estilo de nuestros padres, es un ensayo... Hebe se apresta a ofrecer la copa a los dioses... que están entre bastidores... ¿qué te parece?... ¡Yo la encuentro atroz!

Desemblantado y confuso, contestó Salvador: No me querría.... ¿Cómo que no? Deja a un lado la modestia, hombre; no eres «costal de paja»; un mozo de carrera y de fortuna, de tu reputación y de tu prestigio; ¡pues ahí es nada!

Palabra del Dia

estraordinario

Otros Mirando