Vietnam or Thailand ? Vote for the TOP Country of the Week !


15 Mas será, que como ha venido sobre vosotros toda palabra buena que el SE

El secreto encerrado dentro de esa sucia bolsita de gamuza, cualquiera que hubiese sido, le había producido más de un millón de libras esterlinas, y seguía siempre produciendo enormes sumas, hasta que la muerte había venido a poner fin repentinamente a su explotación. El misterio de todo aquello no tenía solución; el enigma era completo e indescifrable.

9 Y ellos respondieron: Tus siervos han venido de muy lejanas tierras, por la fama del SE

El Alcalde las llamaba sus amazonas, y una hermosa intérprete nos informó, en buen castellano, que habían venido á escoltarnos hasta Lucban, que se hallaba próximamente á una legua de distancia. La presencia de ellas era tan inesperada, como agradable y sorprendente. Noté que las tagalas montaban indistintamente, á uno ú otro lado del caballo.

¡He venido aquí á apoderarme del rey! dijo entonces el barón á los suyos; y lo conseguiré ó pereceré en la demanda. Roger y Simón cayeron en seguida sobre los hombres de armas que guardaban la puerta y los tendieron á los pies de sus caballos.

La convención nacional constituyente que se reunió en agosto de 1870, dictó una nueva constitución por la cual ha venido rigiéndose desde entonces la república. La instrucción pública es en el Paraguay gratuita y obligatoria. Existen más de 800 escuelas, a las que asisten más de 50,000 niños.

Por la tarde, cuando por primera vez había venido la esposa infiel a la casa, no lo había hecho. D. Álvaro no pronunció una palabra. Cogió con mano convulsa por un brazo al sacerdote y le hizo entrar en su gabinete. Luego cerró con cuidado la puerta. ¿A qué viene esa mujer? preguntó haciendo inútiles esfuerzos por aparecer sosegado. La voz salía de su garganta débil y ronca.

«Al pobre Maxi dijo , le da ahora por llorar... No cesa de preguntarme si ha venido usted... Francamente, no qué responderle». Dígale usted que me he muerto replicó Fortunata. Y positivamente sería lo mejor... ¿Ha arreglado usted ya sus baúles? Me falta poco... Mire, mire... no me llevo nada que no sea mío. ¿Y sus alhajas? preguntó la viuda que custodiaba en su casa las de más valor.

8 porque a los pobres siempre los tenéis con vosotros, mas a no siempre me tendréis. 10 Consultaron asimismo los príncipes de los sacerdotes, sobre matar también a Lázaro; 11 porque muchos de los judíos iban y creían en Jesús por causa de él. 12 El siguiente día, la multitud que había venido al día de la Fiesta, cuando oyeron que Jesús venía a Jerusalén,

Pero si la Condesa hubiera querido entregarse a la inclinación que sentía por usted, nadie se lo habría impedido cuando Zakunine estaba lejos. Y ahora mismo, ¿necesitaba en verdad pedir licencia a ese hombre? Si el impedimento hubiera venido de él, ella habría podido rebelarse y desafiarlo; pero no venía de él, sino de ella misma, de su íntima conciencia. Por consiguiente, la hipótesis es absurda.

Palabra del Dia

sellándolos

Otros Mirando