Vietnam or Thailand ? Vote for the TOP Country of the Week !


Pero, repítelo, quiero oírlo de tus labios. que me amas. Y Pepita, mirándole por primera vez en los ojos, dijo con cierta gravedad, como poniendo en sus palabras el peso de un juramento solemne: , te quiero: te amo, Fernando.

Prueba es ésta de que al fin te resolviste a dejar tu pereza y flojedad, y que adelantando con el ansia y sed laudable de ahora la desaplicación pasada, vas a poner la última mano a tus estudios, ganando a un tiempo gloria y provecho. Catur, ¡cuánto me agrada la resolución tuya!

36 ¿Para qué discurres tanto, mudando tus caminos? También serás avergonzada de Egipto, como fuiste avergonzada de Asiria. 37 También saldrás de él con tus manos sobre tu cabeza, porque el SE

Ten misericordia de , oh Dios, ten misericordia de ; porque en ti ha confiado mi alma, y en la sombra de tus alas me ampararé, hasta que pasen los quebrantos. 2 Clamaré al Dios Altísimo, al Dios que me galardona. 6 Red han armado a mis pasos; mi alma se ha abatido; hoyo han cavado delante de ; cayeron en medio de él.

Que matas a los profetas, y apedreas a los que son enviados a ti, ¡cuántas veces quise juntar tus hijos, como la gallina sus pollos debajo de sus alas, y no quisiste! 1 Y aconteció que entrando en casa de un príncipe de los fariseos un sábado a comer pan, ellos le acechaban. 2 Y he aquí un hombre hidrópico estaba delante de él.

Ninguna conversación vale lo que tu silencio, ninguna música lo que tu voz, ningún rumor más suave ni más grato que el de tus menudos pies sobre la alfombra, ningún espectáculo más delicioso que el de tu cabellera rubia cuando la dejas caer sobre la espalda... ¡No busco, no quiero, no necesito más en este mundo! Y al pronunciar estas palabras la estrechaba contra su pecho.

Cólquida filipina, Mindanao, isla hermana, isla bella y divina en cuyo honor dispara sus retumbos el mar: para quien sea osado a herir tus esperanzas, como nuestra piña, corónate de lanzas y quede en ellas muerto el pulpo secular. Agosto, 1908. Ilang-ilang de los huertos filipinos, donde aroman aurinegras mariposas sus dos alas de colores vespertinos cual flabeles para reinas voluptuosas;

Si pisa los clavos no tardarás en hallarla vuelta como una media: te seguirá á todas partes y no verá ya sino por tus ojos... Si entrase sin pisar los clavos, entonces hace falta que digas á las doce de la noche una oración que voy á enseñarte...

Y él respondió: Iré, porque como yo, así ; como mi pueblo, así tu pueblo; como mis caballos, así también tus caballos. 8 Y dijo: ¿Por qué camino iremos? Y él respondió: Por el camino del desierto de Idumea. 10 Entonces el rey de Israel dijo: ¡Ay! que ha llamado el SE

iHubiera sido un sepulcro digno de Manfredo! mis huesos habrian descansado en paz bajo un monumento semejante, no hubieran quedado sembrados sobre las rocas, viles juguetes de los vientos, como van a serlo, despues que me haya precipitado... iA Dios bovedas celestes; que vuestras miradas no me reprendan mi accion, vosotras no estais hechas para mi! iTierra, yo te restituyo tus atomos!

Palabra del Dia

sellándolos

Otros Mirando