Vietnam or Thailand ? Vote for the TOP Country of the Week !


3 Y cuando las tocaren, toda la congregación se juntará a ti a la puerta del tabernáculo del testimonio. 5 Y cuando tocareis júbilo, entonces moverán el campamento de los que están alojados al oriente. 6 Y cuando tocareis júbilo la segunda vez, entonces moverán el campamento de los que están alojados al mediodía; júbilo tocarán a sus partidas.

No pudo ser mas rápido ni mas eficaz el ausilio del hadjib; mas ¿qué podia sobrevenir que no fuese para un nuevo motivo de dolor y de amargura?

ELECTRA. Silencio... Me llama, me llama. EVARISTA. ¡Hija, vuelve en ti! ELECTRA. ¿Oís?... Voy, madre mía. A ti no... A sola. ¿No oís la voz que dice ¡Eleeeectra!...? Voy a ti, madre querida. MÁXIMO. Iniquidad! Para poder robármela le han quitado la razón. MARQU

Te amo, Sagrario continuó Gabriel . Desde que te vi volver a casa, arrostrando con el valor resignado de la víctima la odiosa curiosidad de las gentes, me interesé por ti. He pasado semanas y meses junto a tu máquina viendo cómo trabajabas. Te estudiaba: leía en ti.

Del error que noto en , confieso que he participado. Por lo menos, ha sido en un descuido atroz, una ligereza imperdonable, el no hablarte antes como te estoy hablando hoy. Pero si yo erré, con reconocerlo ya y con apartarme del error, te induzco á que me imites, aunque te armas en contra mía. Lo que afirmas, probará mi inconsecuencia, mas no prueba nada contra mi consejo.

Yo el peregrino soy que arrodillado Ante el altar modesto de tus lares, Culto rindo á los genios tutelares De la mansion tranquila del placer; Y al contemplarte á bajo su amparo Admiro en la madre cariñosa, Y las virtudes de la casta esposa, Flores que brota el alma de mujer.

El pobre viejo dejó caer entonces los brazos abatidos, bajó tristemente la cabeza, y entróse en la capilla murmurando: ¡Oh Virgen del Recuerdo dolorida! ¿Se acordarán de ti? Era aquella misma tarde poca la animación y escasa la concurrencia en el fumoir de la duquesa de Bara.

Puso en ridículo la caballería; porque no era ya conveniente á su siglo; además, no son esas las luchas que a te honran, sino las batallas campales; lo sabes bien. Estas son mis razones, y si no te convencen, acepto tu reto. VENUS se asombra, pero calla. MERCURIO quita del platillo la ENEIDA, substituyéndola con la ILIADA.

Casi siento la tentación de pedirte prestados tus treinta mil francos. Los dos rieron ante la idea de este préstamo. ¡Ella que había venido á suplicarle como deudora!... Ignoro lo que podré hacer por ti; no cuál es mi situación; pero haré cuanto pueda. Esperemos; hay que tener paciencia. Estos tiempos no pueden durar. No; no pueden durar.

No te hablo á , Versalles de otros siglos, eden donde han llorado tantos ojos: no te hablo á , gran fantasma de mármol, en que yo leo con ojos inflamados lamentos y amonestaciones de la historia. Hablo á tres hombres que crearon á Versalles, sacrificando para ello á la Francia, y que son superiores á otros hombres que sacrificaron la Francia y que no crearon á Versalles.

Palabra del Dia

sellándolos

Otros Mirando