Vietnam or Thailand ? Vote for the TOP Country of the Week !


16 Haz resplandecer tu rostro sobre tu siervo; sálvame por tu misericordia. 17 SE

Los amigos te saludan. Saluda a los amigos por nombre. 1 Judas, siervo de Jesús, el Cristo, y hermano de Jacobo, a los llamados, santificados en Dios Padre, y conservados en Jesús, el Cristo: 2 Misericordia, y paz, y caridad os sean multiplicadas.

Veme aquí vuestra merced un hidalgo hecho y derecho, de casa y solar montañés que, si como sustento la nobleza me sustentara, no hubiera más que pedir; pero ya, señor licenciado, sin pan ni carne no se sustenta buena sangre, y por la misericordia de Dios todos la tienen colorada, y no puede ser hijo de algo el que no tiene nada.

9 Ten misericordia de , oh SE

Pues bien, señora profirió el joven derramando un torrente de lágrimas. Para pedir ese dinero he usado del nombre del padre Laguardia. ¿No ve usted bien claro ahora que soy un perverso? Ese es un pecado, hijo, pero ya sabe usted que el justo peca siete veces al día. Si usted está arrepentido, Dios en su infinita misericordia...

22 y el que jura por el cielo, jura por el trono de Dios, y por Aquel que está sentado sobre él. 23 ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! Porque diezmáis la menta y el eneldo y el comino, y dejasteis lo que es lo más importante de la ley: el juicio y la misericordia y la fe; esto era necesario hacer, y no dejar lo otro. 24 ¡Guías ciegos, que coláis el mosquito, mas tragáis el camello!

Pues en vez de enviárselas usted a la mujer, se las envía al marido... Es la única manera de practicar en este asunto la obra de misericordia de enseñar al que no sabe. ¡Magnífico! exclamó el gobernador, admirado de la maquiavélica política de su excelencia.

18 que haces misericordia en millares, y vuelves la maldad de los padres en el seno de sus hijos después de ellos; Dios grande, poderoso, el SE

De aquí saldréis libre y favorecido: pero me habéis de hablar con verdad. Os diré cuanto sepa y más que supiere á trueque de que me amparéis, que bien he menester de amparo. Antes de ir por el cofre consabido para traerle, ¿dónde estuvísteis? En el convento, por la carta de la madre Misericordia. ¿Y luego? Fuí á casa del duque de Lerma, pero su excelencia no estaba en casa. ¿De modo, que?...

Mi madre diria en su corazon: «¡bien se lo dije! ¡El tiene la culpa; me muero sin verle!» ¡Tenga Dios misericordia de !

Palabra del Dia

1033

Otros Mirando