Vietnam or Thailand ? Vote for the TOP Country of the Week !


Era este ciego un jovencito de 13 á 14 años, á quien Cheselden, distinguido cirujano de Lóndres, hizo la operacion de las cataratas, primero en un ojo despues en el otro. Antes de la operacion, alcanzaba á distinguir el dia de la noche; y con mucha luz, hasta conocia lo blanco, lo negro y lo encarnado. Esta circunstancia es importante, y sobre ella conviene fijar la atencion.

12 Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido, no como en mi presencia solamente, sino mucho más ahora en mi ausencia, obrad vuestra salud con temor y temblor; 13 porque Dios es el que en vosotros obra así el querer como el hacer, por su buena voluntad. 14 Haced todo sin murmuraciones o dudas,

13 Estas [son] las aguas de Meriba ([la rencilla]), por las cuales riñeron los hijos de Israel con el SE

Mariana, De rebus hispanicis, lib. XI, caps. 13 y 14. Andrés Mendo, De ordinibus equestribus. Caro de Torres, Historia de las órdenes militares de Santiago, Calatrava y Alcántara: Madrid, 1629.

13 que guardes los mandamientos del SE

Costaron de alquiler de cuatro barras de fierro para asar la ternera 10 mrs. Costaron de alquiler dos calderas de cofradía para asar la vaca e la ternera con sus aparejos 10 mrs. Costaron 60 haltamices blancos de barro 20 mrs. Quarenta salseretas blancas 8 mrs. Veyntiquatro picheles verdes para vino 13 mrs. Veinte jarrillos para dar agua 4 mrs.

13 Y tocaban las trompetas, y cantaban con la voz todos a una como un [varón] alabando y confesando al SE

13 ni te pueden probar las cosas de que ahora me acusan. 16 Y por esto, procuro yo tener siempre conciencia sin remordimiento acerca de Dios y acerca de los hombres. 17 Pero pasados muchos años, vine a hacer limosnas a mi nación, y ofrendas,

El "Saint-Simon". Puerto Cabello. La fortaleza. Las bóvedas. El general Miranda. Una sombra sobre Bolívar. Las bocas del Magdalena. Salgar. La hospitalidad colombiana. Salí de Caracas el martes, 13 de diciembre; el día y la fecha no podían ser más lúgubres.

10 Ester no declaró su pueblo ni su nacimiento; porque Mardoqueo le había mandado que no lo declarase. 11 Y cada día Mardoqueo se paseaba delante del patio de la casa de las mujeres, por saber la paz de Ester, y qué se hacía de ella. 13 entonces la joven venía así al rey; todo lo que ella decía se le daba, para venir con ello de la casa de las mujeres hasta la casa del rey.