Vietnam or Thailand ? Vote for the TOP Country of the Week !


Así como descendieron por la Ribera de Curtidores, se achicó el panorama, fue hundiéndose, hasta ocultarse detrás de los tejados de los almacenes que cerraban el fondo de la calle. A ambos lados, bajo toldos de lienzo blanco o de sacos obscuros, estaban los puestos de los chamarileros tradicionales, que viven todo el año en el Rastro.

Ambos derivan del radical gad cuya forma más antigua ugad, existe tambien en ibanag y significa «sementera alta». Esta raiz, seguida del sufijo an, quiere decir «lugar de la sementera alta» como payaw vimos que quería decir «sementera baja ó de regadíoLos habitantes del gaddan, llamados hoy así con este nombre de lugar, se conocieron en lo antiguo por el nombre propio de personas, que es yogad formado con el prefijo i cuyo significado conocemos y el radical ugad igual á gad que hemos examinado.

Mientras hablaban ambos nobles había recibido Guillermo el homenaje de otros recién llegados y oído con impaciencia las propuestas de algunos, por lo general aventureros, que ofrecían vender su espada y las reclamaciones de no pocos negociantes y armadores de la ciudad, perjudicados, según ellos, por los excesos de la soldadesca.

Aquí hace mucho frío. Vamos donde quieras. Se cogió el marino del brazo del médico, y se hundieron ambos en la breve puertecilla de la cámara. Dentro del fumador se sentía más intenso trepidante el resuello del buque y quedaba confusa y apagada la voz grave del mar.

Sea cual fuere el mal pasado, ¿cómo podrían dudar que sus vidas terrenales y sus futuros destinos estaban entrelazados, cuando veían ante tanto la unión material como la idea espiritual en que ambos se confundían, y en que habían de morar juntos inmortalmente?

Pues bien: aplicando estas consideraciones á Filipinas, tenemos por fuerza que concluir, como deducción de todo lo que venimos diciendo, que si no se asimila su población á la patria española, si los dominadores no se apropian el espíritu de sus habitantes, si leyes equitativas y reformas francas y liberales no les hacen olvidar á los unos y á los otros de que son de razas diferentes, ó si ambos pueblos no se funden para constituir una masa social y políticamente homogénea que no esté trabajada por opuestas tendencias y antagónicos pensamientos é intereses, las Filipinas se han de declarar un día fatal é infaliblemente independientes.

Respondedme, respondedme dijo Stein, cruzando las manos en actitud de un hombre profundamente angustiado. ¡Por Cristo Santo! dijo el duque , ¡ambos morirían a mis manos! Stein bajó la cabeza. Yo no los mataré dijo ; ¡pero me dejaré morir! El duque empezó entonces a columbrar la verdad, y un temblor que no pudo contener recorrió sus miembros. ¡María!... exclamó al fin.

Pero el aspecto de ambos desconocidos era tan sospechoso que Roger creyó prudente subir el ribazo y tomar el camino á buen paso, á fin de evitar su encuentro.

»Ambos estaban arrodillados junto a mi lecho y besaban mis manos, que yo retiré bruscamente y como asustada. ¡Ay de ! Recobraba la razón, y con ella el conocimiento y una especie de terror.

De ninguna manera; no quiero que te rías de . Aunque fueses feo, siempre quedarías como hombre agradable e ingenioso. Muchas gracias... pero no trago el anzuelo. Dime entonces tu nombre. ¿Para qué?... no me conoces... me llamo Juan Fernández. Eso no es verdad. Ambos quedaron silenciosos unos instantes.

Palabra del Dia

sellándolos

Otros Mirando