Vietnam or Thailand ? Vote for the TOP Country of the Week !


Como los enamorados, q. se entretienen en desgustos en absencia de lo q. aman, assy yo hallo alguna satisfaccion de ser mal tratado en absencia de V. Ex.^a A V. Ex.^a dixo el Rey ay lo q. V. Ex.^a me refirió. A Mr. Zamet, q. dixesse a Roni q. no me tocase en la consignacion de mi pension. A Mr. de Frene lo mismo. Al Sr. Gil de Mesa, dándole un papel mio sobrello, yo lo quiero assy, yo lo mandaré.

Zamet las saludes de parte de V. Excelencia; de no nada sino q. de cualquier manera con la llegada de don Baltasar de Çúñiga, o buelta por mejor dezir, espero alguna resolucion, y por lo menos desengaño, y este el término q. he puesto a este encanto, como lo escriuí ayer al Rey Christir.^mo, como q. me echaré a biuir y morir sin mas padescer los tormentos de Esperança humana q. aunque las conozco, y sus engaños, he tenido por obligacion hacer esta última prueua, porque vea el mundo q. no quedó por bizarría ni falta de todas justificaciones en quanto en ha sido.

Los Embajadores de Inglaterra y de Venecia, el Condestable, el Marqués de Pisani, el Duque de Bouillon, con otros personajes, y más que todos M. Zamet, el gran anfitrión de París, el confidente servicial de Enrique IV, recibían asiduamente á Antonio Pérez, estimando el don, que como pocos poseía, de hacerse escuchar en la mesa y salones, gracioso, ocurrente y oportuno.

El Conde de Arembergue tiene uno y Coloma otro, que creo costaron allí cada uno veinte escudos con la boca de plata y serrada con tornilloBibl. Nac. de París, Esp., 336, fol. 194. Con vino de España y aceitunas de Sevilla solía responder el Peregrino á las finezas que recibía. Véanse en la Colec. Ochoa las cartas de remisión á M. Zamet y á otras personas, entre ellas la 95 de la parte I.

Sebastián Zamet, ó Zametto, italiano, zapatero de Catalina de Médicis, por la protección de ésta y sus condiciones de intrigante, llegó á ser de los más ricos capitalistas de Francia, confidente de Enrique IV, á quien prestaba servicios de complacencia. Fabricó hotel magnífico, rue de Cérisaie, cerca del Arsenal; daba en él suntuosos banquetes.