1 - 10 desde 100
Pero como tambien los hebreos andasen en su tiempo con sobra de libertad i cometiesen varios delitos, les vedó en una de sus leyes de Partidas, pena de muerte i pérdida de sus haciendas, que no predicasen ni convirtiesen á ningun cristiano . Tambien ordenó que todos llevasen una señal de paño encarnado en el hombro izquierdo para ser conocidos por judíos, segun habia mandado Gregorio XI al obispo de Córdoba i segun disposicion del Concilio Lateranense, conminando á los que no acatasen esta lei con la pena de 10 maravedís de oro, i á falta de ellos con 10 azotes recibidos públicamente : i además habló este rei de sus muchos yerros é cosas desaguisadas... entre los cristianos é las judías é los judíos é las cristianas porque viven i moran de consuno en las viellas: dispuso que los cristianos no recibiesen medicina de manos de los hebreos , ni que comiesen con ellos, ni que bebiesen del vino que estos hacian, ni que entrasen juntos en un baño . Al propio tiempo por la lei 2.ª del título 24, en la partida 7.ª ordenó lo siguiente: «E por que oimos decir que en algunos lugares los judíos ficieron é facen el dia del Viernes Santo remembranza de la pasion de nuestro Señor Jesucristo en manera de escarnio, furtando los niños et poniéndolos en cruz é faciendo imágenes de cera, et crucificándolas, cuando los niños non pueden haber, mandamos que, si fama fuere d'aquí adelante que en algund lugar de nuestro señorío tal cosa sea fecha, si se pudiere averiguar, que todos aquellos que se acertaron en aquel fecho, que sean presos et recabdados, et aduchos ante el rey, et despues quel supiere la verdad, débelos mandar matar abiltadamente cuantos quier que sean.